Las nubes no son un problema, te mostramos un caso de éxito en El Portezuelo

2 minutos de lectura

Captura de pantalla 2022-09-05 a las 13.06.40 En este artículo podrás conocer un nuevo caso de éxito de la mano de uno de nuestros comerciales, Borja Afonso.

Se trata de una vivienda ubicada en El Portezuelo, en Tenerife.  En esta zona de la isla es habitual la nubosidad, pero te demostramos que esto no es un impedimento para hacer una instalación fotovoltaica y que funcione a pleno rendimiento.

El Portezuelo, es una zona fría donde las nubes dejan pasar pocos claros, sin embargo, queremos mostrarte que esto no es un problema a la hora de hacer una instalación de paneles solares, porque aunque no veamos los rayos del sol sigue existiendo radiación. “Yo puedo decir que tenemos mucho tiempo nublado, pero las placas siguen funcionando de manera óptima”. Asegura Nahú Mendoza, propietario de esta vivienda.

 

 


En EAVE hacemos estudios de manera personalizada para conseguir la mayor efectividad de la instalación y además tenemos en cuenta que esto no afecte a la estética de la casa. Contribuir a reducir las emisiones de Co2  y el importe de la factura de la luz fueron los principales motivos de este cliente para decirse a producir su propia energía. “Tiro mucho de los paneles, mi casa es toda eléctrica, termo, vitrocerámica, electrodomésticos, etc.” 

 

Nahú, ha instalado baterías de almacenamiento que le permiten acumular el excedente de energía de las placas. “Si tú tienes la batería completamente llena, según el consumo que tengas en la vivienda, tirarías de esa batería. Incluso si los paneles están generando y tú consumes más de lo que generan los paneles, ahí entra en función la batería, te daría ese extra de energía para poder cumplir con tus consumos”. Explica el comercial, Borja Afonso.

 

En el caso de Nahú, aunque cuenta con baterías, es una vivienda que continúa conectada a la red eléctrica ordinaria. Gracias a una aplicación que le proporcionamos desde EAVE, puede controlar su producción de energía. “Puedo comprobar en todo momento la carga. por la noche tengo alrededor de unas 5 horas de luz gracias a las baterías, además, si el excedente producido por los paneles no lo consumo, se verte a la red eléctrica y mi comercializadora me lo compra, algo que veo reflejado a modo de descuento en la factura. Todo son ventajas, produzco mi propia energía, ahorro y además vendo lo que me sobra”. 

 

En EAVE sabemos que realizar los trámites para la instalación es algo a lo que los clientes temen, por eso nos encargamos de todo. “Desde informar a industria, legalizar la planta, contactar con el ayuntamiento, entre otras cosas. Quizás lo más engorroso es tramitar las subvenciones, por eso también nos encargamos de ello y de que todos los procedimientos se cumplan”. Puntualiza Borja Afonso. “Además, en EAVE contamos con todas las facilidades financieras para nuestros clientes, con una cuota fija de pago mensual. Nuestro objetivo es que cualquier persona pueda acceder a una energía limpia, ágil y sobre todo con una transparencia máxima en nosotros”. 

 

Si tú también deseas ser tu propio productor de energía, déjanos tus datos para hacer un estudio adecuado a tus necesidades de consumo, de manera gratuita y sin compromiso.